Feb 28 2010

Para cigüeñas, las de antes

Published by esteban under General

¿A qué viene esto?

cigüeñas

Hay un conjunto de circunstancias (febrero que se acaba, San Blas, nieves y fríos, carnavales, la Candelaria, mi pueblo –siempre mi pueblo-, y otras diversas noticias) que, juntas, por las más extrañas circunstancias, dan como resultado los más extraños recuerdos. Y uno de estos recuerdos es: “Por San Blas, la cigüeña verás y si no la vieres, año de nieves”. Continue Reading »

14 respuestas hasta ahora

Feb 12 2010

Econoturismo: turismo para pobres

Published by esteban under General

El turismo se ha convertido, en ciertos lugares, en un alud soñado. La economía de muchos países, regiones y pueblos se centra en este sector que mueve muchos millones (más o menos millones de acuerdo a la moneda manejada para la ocasión).

¿Dónde vas a ir las próximas vacaciones? ¿Piensas desplazarte este fin de semana? ¿Aprovecharás el puente para salir? Las ofertas son muchas, los incentivos también. Continue Reading »

7 respuestas hasta ahora

Jun 20 2009

Cuando en mi pueblo no había “papá”

Published by esteban under General

Cigüeña
Cigüeña en el nido del pueblo – junio 2009

Han pasado una cuantas lunas desde que vi la cigüeña por primera vez, esa cigüeña que, instalada en la torre de la iglesia, en la chopa de junto al “prao” de abajo o en la chopa de la pradera del barrio de arriba, junto al arroyo en frente a la parte de atrás de mi casa, (actualmente al otro lado del río, en El Cabo), se iba varias veces a Francia y no sé en qué lugar compraba o alquilaba niños que traía al pueblo y los repartía entre todas las familias.

Continue Reading »

8 respuestas hasta ahora

Mar 15 2009

De matracas, carracas y carracones

Published by esteban under General

Han pasado muchas lunas desde que la Iglesia marcaba y controlaba, con los tiempos litúrgicos, el devenir social, agrícola y, por ende, económico, de los pueblos de España, al menos de “mi pueblo” (en mi mente de niño hablar de “mi pueblo” era como hablar de cualquier otra parte del mundo).

¿Qué podía escapar a dicho control? ¿Quién se erigía en observador y juez de la sacrificada vida del campesino de “mi pueblo”?: las campanas (y en ocasiones, los campanillos). Las campanas eran vigía y punto de mira del labriego: nacimiento, muerte, matrimonio, primera comunión, confirmación, novenas, triduos, vía crucis, misas, rosarios, procesiones, permiso para trabajar los domingos en verano, incendios, riadas, tormentas, visita del obispo, cantamisas, vísperas de fiestas, toque de ánimas, el ángelus, etc.

El poder de las campanas era omnímodo y omnipotente. ¿Siempre? Casi siempre.

Continue Reading »

5 respuestas hasta ahora

Feb 22 2009

¡La ciudad no es para mí!

Published by esteban under General

Bienvenido a ¡La ciudad no es para mí!” en “Ni el Hijo del Hombre lo Sabe”

No es la primera vez que se utiliza este encabezamiento. Quizá para la mayoría de los lectores de este nuevo espacio sea una oración desconocida. No importa, el contenido y el mensaje siguen siendo el mismo.

Para quien empezó su existencia en un pequeño pueblo del hoy Reino de Castilla y León (Castilla la Vieja, antiguamente), cuya esencia (iglesia, puente y río) recoge la fotografía que preside el blog, pueblo en el que en la escuela única se usaban la pizarra, el pizarrín y la mota como elementos de trabajo personal, escuela en la que se escribía con pluma mojada en la tinta de un incrustado tintero en la mesa de madera y con un secante se evitaba que la tinta se corriera, pueblo en el que se comía el pan que se preparaba en casa y duraba hasta veinte días, pueblo en el que… (ya habrá momentos para hablar y contar el discurrir del pueblo, de “mi pueblo”).

Continue Reading »

11 respuestas hasta ahora